Nosotros

Misión
--------------------------------------

Desarrollar las competencias analítica, reflexiva, argumentativa y de pensamiento crítico de todos los miembros de la comunidad mediante el perfeccionamiento de la escritura y el uso del español para interpretar, explicar y comunicar ideas.

Para cumplir con esta misión el Centro de Español cuenta con un único programa denominado Programa de Escritura que se desarrolla en tres estrategias: el Curso de Español Básico, los Cursos “E” y el Centro de Escritura que incluye una acción clave denominada tutoría. Esta propuesta pedagógica surgió en el primer semestre de 2010 con el fin de fortalecer las competencias de lenguaje de los estudiantes.

 

Competencia analítica

Es identificar, seleccionar, organizar y relacionar la información. Con esta competencia el estudiante delimita un conjunto de información, la descompone en sus elementos constitutivos y con ello procede a establecer relaciones de identidad, contraste, jerarquía, causalidad y utilidad. En este sentido, la competencia analítica le aporta directamente a la coherencia del texto al poner en primer plano la relación de sus partes en función de un todo. Pone en evidencia una relación del estudiante con un contexto que le sugiere preguntas y retos para los que propone respuestas y soluciones equilibradas y pertinentes. Esta competencia se articula con el pensamiento crítico porque el manejo de la información le permite al estudiante ser consciente del proceso de escritura y atribuir sentido a los contenidos o información que recibe y produce. Faculta al estudiante a tener presente que la primera interpretación de lo que lee o de lo que escribe puede no ser la más apropiada y propone otras posibles interpretaciones.

Competencia reflexiva

Es valorar la información necesaria para solucionar un problema o un reto de manera adecuada. El estudiante considera las ideas y perspectivas de otros interlocutores, valora su calidad y pertinencia para enriquecer o replantear su posición. La competencia reflexiva le permite al estudiante reconocer y aceptar las consecuencias de los textos que produce. Con esta competencia el estudiante toma distancia frente a su propia producción textual para revisar las ideas propias y ajenas, y examinar con atención las razones a favor y en contra de un asunto con el fin de enriquecer la producción escrita. Así, el estudiante adquiere pensamiento crítico en la medida en que participa en el debate de ideas y encuentra la relación de éstas con sus argumentos de forma que puede hacer conexiones y construir nuevas comprensiones.

Competencia argumentativa

Es construir y reconstruir un conjunto coherente de enunciados a partir de comprensiones propias e ideas ajenas para persuadir a su audiencia. Con esta competencia el estudiante presenta una postura, la explica y ofrece evidencia para respaldarla. Para esto confronta, incorpora o rechaza con justificación diversas perspectivas e ideas para mejorar su comprensión de un asunto o situación. La competencia argumentativa le permite al estudiante producir textos en los que sustenta sus opiniones con razones, datos o ejemplos pertinentes. Con esta competencia el estudiante es capaz de sustentar sus propias ideas, organizarlas en una estructura que corresponda a un plan global y lograr una comunicación efectiva de acuerdo con su intención y su contexto. Con todo lo anterior, el estudiante construye pensamiento crítico pues toma una posición sustentada en una discusión a partir de sus experiencias previas y conocimientos.